“Crecer es comprometerse con el mundo”. Este el objetivo de este curso  y los alumnos de bachillerato se han comprometido con una parte muy importante de nuestro  mundo: ancianas, niños, hombres y mujeres con múltiples necesidades, tanto materiales como emocionales. Nuestros chicos han aprendido que uno es mucho más feliz dando que recibiendo y que son unos afortunados con todo lo que tienen y empiezan a valorarlo. El voluntariado  les está aportando mucha alegría, crecimiento personal y el sentirse necesitados y plenos . Como gesto de gratitud por su buen hacer y compromiso, Manu y Nuria ( representantes de cáritas parroquial ) les organizaron una fiesta de Navidad.

                                    “ ENHORABUENA POR VUESTROS CHICOS “

 Fotos de la fiesta de Navidad en Cáritas.